La épica de lo cotidiano

9788496457935 ¿Dónde se oculta la literatura? Ismael Grasa la descubre en lo cotidiano. En esos episodios aparentemente triviales, que pasan desapercibidos para todo el mundo, pero que en realidad contienen una épica íntima que los convierten en memorables. En El jardín reúne cinco de esos momentos, relatados con una aparente indiferencia, aunque precisamente es ahí donde se encuentra el poder de estas narraciones que se nutren de lo rutinario, para profundizar en los surcos que deja en las existencias de sus personajes.
Un joven que se queda solo en casa de su tía y decide vaciar de chismes inservibles el trastero, saltándose así las instrucciones que le ha dejado su pariente; un vigilante aficionado a la lógica que recibe la incomprensión y la burla de sus compañeros de trabajo y de sus amigos; un vendedor de periódicos incapaz de declararse a la mujer que ama; un oficinista jardinero que se entromete en la vida de los habitantes de una de las casas en las que trabaja.
Grasa extrae literatura de lo intrascendente, al exponer a sus personajes a las emociones y sentimientos que bullen bajo una apariencia trivial y, en ocasiones anodina. Demuestra así un asombroso poder de observación que va más allá de la mera apariencia, explorando los recovecos de la personalidad enfrentada a una realidad que a veces resulta imprevisible.
El escritor aragonés atesora un buen puñado de premios como el Tigre Juan o el Ojo Crítico. Quedó finalista del Herralde con su novela De Madrid al cielo, y ha cultivado además el ensayo, la poesía, la narrativa de viajes y, por supuesto, el relato.
El jardín es, pues, una mirada al interior del ser humano a través de sus actos cotidianos. Emplea para ello un estilo sencillo y directo, acorde con los asuntos que narra, y aunque en ocasiones adquiere un brío intenso prima en sus historia un ritmo pausado, casi contemplativo en ocasiones. Como si en sus personajes anidara una extraña paz, a pesar de sus azarosas existencias.

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *