Visión del escritor estragado

00401LIBMU Como tantos otros, Aliocha Coll es uno de esos escritores que deambularon por las calles más solitarias de la literatura. Poeta y novelista, fue sin embargo su destreza como traductor lo que le proporcionó cierto reconocimiento tras el tratamiento que le dispensó al Teatro de Marlowe. Su obra literaria más personal resultó demasiado transgresora para los cánones editoriales españoles del siglo pasado, a pesar de que la misma habría visto la luz durante una década de los ochenta dispuesta a las intrepideces. Se instaló en París y allí inició su particular descomposición humana y profesional, un camino que finalizó cuando decidió quitarse la vida en noviembre de 1990. No sin antes culminar la que sería su única novela que llegó a las librerías: Atila.

La extravagante dimensión personal y artística de Coll sirve de argumento para la curiosa experiencia literaria del joven escritor navarro Javier Serena, quien consigue una novela subyugante en la que narra los últimos días de la vida del escritor catalán.

Serena se imagina como un lazarillo que acompaña a Coll durante esas tormentosas jornadas, reflexionando sobre la decadencia de quien representó una forma diferente de interpretar el genio creativo. Se trata de una narración densa, angustiosa que describe con terrible claridad el deterioro moral y físico del ser humano.

El autor explora la realidad existencial de su personaje, enfrentándolo a su pasado inconformista y a un presente caótico y estragado por la frustración amorosa. A lo largo de la narración discurren aquellas personas que marcaron la vida del protagonista de esta cuidada ficción, desde un padre severo hasta el primo compasivo que se preocupa por la suerte de su pariente perdido en una nebulosa de fantasía y angustia.

Atila es una novela extraordinariamente compleja, desde el momento que procura describir la esencia de un personaje igualmente intrincado. Sin embargo, Serena es capaz de dotarla de la claridad y el ritmo precisos para convertirla en una lectura apasionante y sorprendente.

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *