Sexo aburrido y olvido

España se ha lanzado a los cines desde el pasado fin de semana, y lo ha hecho tras la pista del sexo; más extraño es que la causa haya sido un fenómeno literario de baja estofa, convertido ahora en un largometraje ramplón. 50 sombras de Grey ha congregado a 1.049.796 de españoles ante casi mil pantallas en apenas tres días —ni Franco reunía a tanto fiel y curioso en la plaza de Oriente—. Donde no ha habido masas ansiosas, que se sepa, ha sido en las librerías, a las que han llegado dos libros que pretenden hacerle un ‘liftin’ a Enrique Jardiel Poncela [en la imagen]. Además, la SGAE le rinde homenaje al autor de Pero… ¿hubo alguna vez once mil vírgenes? (1931), maravilloso libro que acaba de publicar Blackie Books —esta ya no tan pequeña editorial no para de acertar, así que bien por ellos—. ¿Hay una moda Jardiel? Lo dudo, pero agradezco mucho que se recuerde que existe. Son muchos los olvidados; por ejemplo, mencionar a Tono en una conversación es apostar por la subida de cejas, en el mejor de los casos. Otro olvidado es Philip Levine, poeta ganador del Pulitzer y de gran prestigio, porque tras su muerte hace unos días no dejé de leer sobre su vinculación con España, pero no encontré en mi rastreo que ninguna noticia especificara que fue en Málaga donde vivió, de la que escribió con tanto amor.

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *