Libros y muñequitos

Ha muerto Terry Pratchett, el creador del extenso ciclo de novelas de Mundodisco, escenario de fantasía en el que se satiriza nuestro mundo. La suya parece haber sido una muerte dulce, rodeado de su familia y con su gato en el regazo. Hasta en este inevitable tránsito resulta simpático el escritor británico, algo poco habitual en autores que han vendido cerca de cien millones de ejemplares de sus libros —Pérez Reverte presenta nueva novela en estos días, y de nuevo se me arruga el ceño al verle—. Pratchett luchó durante años contra su rara enfermedad, el llamado Síndrome de Benson, mal que afecta de forma mortal al cerebro; ese combate no le impidió extender su Mundodisco con nuevas historias, la última de ellas publicada el pasado verano. Quizá esa cosa heroica de Pratchett sea lo que me atraiga de él. Menos heroico es, sin duda, el plan de publicaciones en torno a Star Wars que Disney acaba de presentar. Una veintena de libros inundarán las librerías antes del estreno el próximo diciembre del nuevo capítulo de la saga, aunque algunos de esos libros serán álbumes de pegatinas, que Disney es muy de pegatinas. Estos libros solo son otro producto más, al mismo nivel de los muñequitos o los videojuegos. Quizá eso explique el previsible poco esfuerzo que sus autores hayan podido volcar en su escritura. Ya echamos de menos a Pratchett.

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *