Un relato de exótica belleza

llanurasAustralia sigue siendo para muchos españoles un lugar desconocido. Más allá de los consabidos tópicos, la distancia agosta el interés por un país de profundos contrastes, en el que aún queda mucho por descubrir incluso para sus propios habitantes. Esa misma distancia nos separa de una escena literaria de la que muy poco se conoce, y en la que Gerald Murnane representa uno de sus principales exponentes.

El escritor y ensayista nacido en Melbourne en 1939 atesora una producción variada que le ha proporcionado numerosos reconocimientos en su país. Ahora es posible descubrirla gracías a la editorial Minúscula, que ha publicado uno de sus relatos más sorprendentes, Las llanuras.

En él, Murnane narra la peripecia de un cineasta que viaja a los territorios interiores de Australia en busca de información y escenarios para la pelicula que pretende filmar. Allí se encuentra con una realidad absolutamente asombrosa, al permanecer anclada en unas costumbres que les son ajenas a la mayoría de la población que reside en las ciudades costeras del país, las más populosas y conocidas.

A medio camino entre el ensayo antropológico y el relato de viajes, Murnane se adentra en las vidas de los habitantes de esas llanuras inmensas, describiendo sus tradiciones y hábitos, explorando el origen los mismos y descubriendo una riqueza que trasciende el exotismo de lo deconocido.

Con un estilo directo y en ocasiones prolijo, narra sus experiencias durante todo el periplo que emprende por esas tierras, revelando un universo asombroso en el que la sensibilidad cultural se mezcla con la dureza del clima y las condiciones de vida.

Las llanuras trasciende lo puramente folclórico para convertirse en una lectura universal, en tanto ofrece no sólo una interesante panorámica de unos lugares insólitos, sino que se convierte en todo un tratado sobre la conducta humana, más allá de los convencionalismos de la vida urbana.

Es un relato curioso que proporciona un buen rato de lectura.

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *