Zona de confort

Desde hace algún tiempo es bastante común en muchos ámbitos, y a menudo dispares, concluir que las cosas interesantes ocurren fuera de nuestra zona de confort. Muchas veces se trata de la vida profesional, de la personal, del deporte… y la respuesta parece ser siempre la misma: huyamos de la comodidad y salgamos a buscar cosas nuevas que nos aporten lo que aún no hemos encontrado.

Digamos que nos encanta el running. Podríamos apuntarnos a una carrera de cuatro kilómetros, que es menos de lo que hacemos habitualmente en nuestro entrenamiento,  estando seguros de llegar a meta en una buena posición. En cambio, si accediéramos a la modalidad de diez kilómetros tendríamos que entrenarnos previamente, la carrera nos supondría gran esfuerzo y quizá ni seríamos capaces de acabarla. La mayor diferencia es que en la segunda opción estaríamos obligados a dar la mejor versión de nosotros mismos y tendríamos que admitir que el fracaso sería una opción más que probable.

Marta Altés es una ilustradora gráfica catalana afincada en Londres que apuesta por crear libros para niños que también logren enamorar a los adultos que se los leen. El año pasado su libro Soy un artista consiguió ser un éxito de ventas y es que para pequeños y grandes es difícil resistirse a las geniales ilustraciones de Marta.

En los últimos meses ha publicado dos libros dentro de la sección  infantil de Blackie Books que nos parecen una maravilla por su temática. Ambos son una buena propuesta para tratar la salida de la zona de confort desde la primera infancia. Evitar la sobreprotección de los pequeños puede hacerles más fácil aceptar los errores como parte del aprendizaje y además es una buena oportunidad para crecer en muchos aspectos.

En Mi nueva casa, (Blackie Little Books, 2014) Marta Altés hilvana una delicada historia que nos lleva desde la tristeza de una despedida hasta la alegría de los nuevos amigos y aventuras. «Lo nuevo da miedo y a veces te hace sentir solo», así lo siente el pequeño mapache protagonista que se enfrenta a un cambio de casa y a que todos sus amigos ahora estén muy lejos.

Gracias a los consejos de su padre, el mapache aprenderá que las temidas novedades pueden convertirse en ocasiones únicas para vivir nuevas aventuras. Así es como el protagonista, a pesar de la nostalgia de sus antiguos amigos, comienza a disfrutar de todo lo nuevo que le rodea.

Especialmente Mi nueva casa es un cuento con poquito texto, que se puede seguir fácilmente disfrutando de las ilustraciones de coloridos animales, por lo que es muy indicado para primerísimos lectores.

El rey de la casa (Blackie Little Books, 2015) es la última publicación de la misma autora  y está repleto de humor. Desde la primera página habrá muchas risas y es que el gato protagonista es un auténtico amor y también un poco payasete. Sin embargo, este animalito también tiene un gran carácter, «soy el gato y soy el rey de esta casa». O eso pensaba él hasta que un día irrumpe en su hogar un nuevo habitante: un entrañable perro que se ganará al resto de la familia.

El dulce gatito se convierte en víctima de los celos y  usa todo su ingenio, sin éxito, para desplazar al nuevo inquilino. La idea de compartir su trono no le gusta nada. Milagrosamente, el perro sale de casa. Le han sacado de paseo. El gato ha vencido: «¡Oh, genial! ¡Adiós, adiós! Por fin todo vuelve a la normalidad».
Pero tan solo un rato después,  muy aburrido, el gato cae en la cuenta de que él ya no desea esa normalidad…

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *