Exquisita partitura kafkiana

nosotrosHay algunos escritores empeñados en ampliar las fronteras de la narrativa con obras tan asombrosas como transgresoras, que ponen a prueba la capacidad del lector para aceptar nuevos desafíos literarios, y descubrir de esa forma que aún queda mucho camino por recorrer y muchos territorios por explorar en este arte.

Ignacio Ferrando es uno de ellos. Y su tercera novela, Nosotros H, es una prueba de ello. En ella retuerce los géneros hasta el límite en un alarde de libertad creativa que no deja indiferente al lector. Partiendo de un presupuesto argumental tan original como inquietante, diluye la trama en una solución corrosiva que exige una especial empatía o, al menos, una liberalización de los convencionalismos para disfrutar del delirante periplo por un universo experimental y transgresor en el que confluyen una erudición extraordinaria y un manejo del lenguaje y los ambientes absolutamente ingenioso.

En un desierto ignoto se levanta una especie de cenobio en el que habita una comunidad de personajes que atienden por el mismo nombre, Hoffmann. Aislados del mundo exterior, se dedican a analizar y manipular toda la información que les llega a través de diferentes cauces. Pero esa rutina se altera cuando a algunos de ellos se les encarga investigar la existencia del compositor Arnold Schönberg, para lo cual deberán abandonar su retiro y emprender una aventura en el exterior cargada de peligros.

A partir de ese momento, los peregrinos comenzarán a descubrir la realidad de una información que, hasta ese momento, carecía de forma y sentido. Se habrán de enfrentar de esa forma con toda una serie de situaciones que cambiarán para siempre su percepción de la existencia.

Con un estilo dinámico que transita por la más pura abstracción, en el que se advierte no pocas influencias kafkianas, Ferrando construye un relato que roza los límites de lo experimental, demostrando no sólo una asombrosa destreza narrativa sino también una fabulosa imaginación, y una gran pericia para combinar diferentes fuentes expresivas de comunicación.

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *