López Soria, amor y solidaridad

portada_de_alas_de_mariposa_de_marisa_l__pez_soriaMarisa López Soria (Albacete, 1956) acaba de publicar en Penguin Random House, en Barcelona, Alas de mariposa, un emotivo relato con ilustraciones de Javier Mariscal, a partir de una idea del diseñador y publicista Jorge Martínez. El cuento lo protagoniza Nadia Nerea, una niña con una enfermedad rara, ya que, aquejada de tricotiodistrofia, una dolencia degenerativa de las más raras del mundo, de la que solo se conocen veinticuatro casos, sus padres tuvieron que pedir ayuda en 2012 para afrontar una intervención quirúrgica vital para la supervivencia de la muchacha, ante la imposibilidad de sufragarla con sus medios. Se produjo una decisiva difusión del caso en los medios y por el efecto de «las alas de mariposa» se pudo llegar a un final feliz en esta emotiva historia.
Marisa crea sí un hermoso relato de generosidad con una rica serie de personajes porque comparten la narración con Nadia, sus padres y todos aquellos benefactores que lograron el prodigio: la Señora A, el Señor B y el Pensador, la Realizadora, el Productor, la Presentadora, junto a sus compañeros de juegos y del cole, su primo Jesús y su amiga Berta, que constantemente interroga a Nadia sobre los síntomas de su enfermedad, incomprensible para una persona de tan corta edad. La amenidad y el encanto del relato están así garantizados, dada la multiplicidad de voces, la autenticidad de los diálogos y el divertido manejo de las situaciones argumentales.
Unas palabras de Kofi Annan, premio Nobel de la Paz, encabezan este relato que justifica el título y la presencia en el mismo del mito del efecto de las alas de mariposa: «El efecto mariposa es una derivación de la física cuántica que nos enseña: todo tiene que ver con todo y somos todos inter-retro-dependientes. Por eso cada individuo es un eslabón de la inmensa corriente de energía y de vida y cuenta mucho, ya que pequeñas modificaciones pueden ocasionar grandes cambios. Entonces se dice: si una mariposa en Hong Kong bate sus alas, puede provocar una tempestad en Nueva York. O como en un estadio de fútbol: basta que algunos comiencen a hacer la ola y, de repente, todo el estadio es contaminado y surge una inconmensurable ola. Es el efecto mariposa: un pequeño gesto puede ocasionar grandes transformaciones».
La idea del proyecto es homenajear al generoso conjunto de voluntades y reflejar la magnificencia de las muchas personas, famosos y anónimos, celebrities y ciudadanos de a pie, que con alas de mariposa ayudaron a Nadia a conseguir su tarta de tiempo. Juntos hicieron realidad la historia más hermosa, que Marisa López Soria ha plasmado en su cuento. Es la propia Nadia quien nos relata su vida hasta el presente, cuya situación actual nos describe con toda clase de pormenores, al recibir como regalo de cumpleaños, una ‘tarta de tiempo’.
Estamos, pues, ante un relato de solidaridad y de amor como se dice literalmente en el cuento, porque toda la narración no hace sino mostrar hasta qué punto la bondad humana existe y sirve para hacer el bien, cuando una solución parece imposible de alcanzar. Entre todos se puede llegar a lograr lo que unos pocos no pueden conseguir, y tal pensamiento determina e inunda todo el relato en las palabras agradecidas y emocionadas de la protagonista.
Hay que valorar la gran calidad de la edición, a la que contribuyen, indudablemente, los espléndidos y expresivos dibujos del siempre inspirado y genial Javier Mariscal, convertido ahora en ilustrador aplicado y dócil que va mostrando en imágenes todos los avatares y recodos del relato. La variedad y diversidad de las técnicas elegidas, la multiplicidad de los colores, la riqueza expresiva de todos los diseños, directamente relacionados con el mundo de la infancia al utilizar para su creación lápices rotuladores, pinturas, ceras, bolígrafos… contribuye a la temperatura emotiva de todo el cuento, fijando en los dibujos la excelente calidad de las narraciones y de los espléndidos diálogos creados magistralmente por Marisa López Soria. Sin duda, la imaginación gráfica, a la hora de crear personajes, espacios e incluso letras del alfabeto, tan próximos al mundo de los niños, contribuye a la calidad estética de todo el conjunto de forma decisiva.
La actividad creadora de Marisa López Soria, especializada en la literatura infantil y juvenil, y reconocida en este ámbito tanto nacional como internacionalmente, ha dado una prueba más de su alta estatura moral y estética al realizar este trabajo que le distingue por su originalidad y por su acierto, esta vez aumentado al máximo al contener una actividad altruista tan destacable y generosa.

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *