Un gigante que lee clásicos

Lo que parece el plan de dominación mundial de Random House acaba de dar un nuevo paso; desde hace unas semanas, las librerías han comenzado a recibir los primeros volúmenes de Penguin Clásicos, el nuevo sello de bolsillo en nuestro país de la multinacional del libro.

No hay nada de malo en que estén disponibles nuevas ediciones de Jane Austen, William Shakespeare, Miguel de Cervantes y Santa Teresa de Jesús, por ejemplo, con precios económicos y aspecto agradable —bueno, si eres Adorno y odias las ediciones baratas, lo del pingüino es una pesadilla—. En lo personal, agradezco en especial el volumen dedicado a la obra completa de Christopher Marlowe, pero me queda un escalofrío en la espalda: ¿algún día todos los libros llevarán el sello de Random House?

Quien no llevaba ese sello, al menos en España, era James Salter. En los últimos años, en los que más éxito tuvo entre nosotros, la obra de Salter era publicada por Salamandra, una de las editoriales que parece haber llevado mejor el empequeñecimiento de nuestro mercado.

Volviendo a Salter, con su muerte hace apenas unos días hemos perdido a uno de los mejores escritores estadounidenses del último medio siglo, y lo digo sin ser muy fan de la cosa erótica, no en novelas.

Todo lo que hay, la que ya es sin duda la última novela del escritor neoyorquino, justifica cualquier elogio.

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *