Saltos de página y paseos

No acostumbro a leer poesía, así que el rato que he pasado con Mi vida social (Pre-Textos, 2010), el breve poemario de Justo Navarro, ha sido una rara y gozosa excepción. No creo que vaya a marcar un giro en mis lecturas, y es que estas siguen enredadas entre las mallas de los tebeos de superhéroes de los que me rodeo. En Marvel andan enzarzados en sus renovadas Secret Wars, guiño nostálgico a uno de los acontecimientos tebeiles más tontos de los 80; mientras, en DC andan perdiendo el tiempo con Convergence, otro acontecimiento de dimensiones gigantescas y escaso sentido común. ¿Y a quién le importan de verdad estas cosas? Espero de verdad que a nadie. A mí me gusta leer algunos de esos tebeos, claro, pero me esfuerzo tanto como puedo por descontextualizarlos. Tampoco es que lea muchas novelas completas en estos últimos meses, más bien voy saltando párrafos y páginas, leyendo comienzos y finales; así ha sido con Eclipses (Anaya & Mario Muchnik, 1993), obra de inspiración autobiográfica de Jesús Pardo. La cosa va de periodismo y ligues en Londres, o eso he creído entender. Lo que tengo algo perdida es la actualidad literaria de por aquí, aunque con un par de paseos por las librerías me pongo al día; y el otoño es la mejor época para pa

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *