Arthur Zajonc: Los misterios de la luz

00505LIBMUEN UN ESPACIO LLENO DE Luz pura todo es oscuridad. ¿Qué es la luz, entonces? Arthur Zajonc, un físico cuya mirada trasciende lo científico, aclara en los primeros compases de este extraordinario ensayo que «la luz es invisible. Sólo vemos cosas, objetos, no la luz». Y entonces cabe preguntarse aún con mas inquietud qué es la luz: un fenómeno natural, un producto de la imaginación, o ambas cosas. Zajonc añade: «Los físicos la han abordado por medio de la ciencia; los pensadores religiosos, por medio de los símbolos; los artístas y los técnicos, por medio de la práctica. Cada una de esas perspectivas da voz a una parte de nuestra experiencia. Cuando las oímos juntas, nos hablan de una cosa cuya naturaleza y significado han sido objeto de atención y veneración durante milenios».
El autor resume así el propósito de su investigación: desvelar la naturaleza y significado de la luz desde sus diferentes perspectivas, a lo largo de la Historia. Una misión que se antoja titánica, pero que Zajonc resuelve con un alarde de una concreción y claridad sorprendentes, lo cual convierte esta obra en una auténtica experiencia apasionante y reveladora que cautiva la atención del lector curioso.
Fiel a su estilo, la editorial Atalanta propone otro de esos textos que trascienden lo convencional y permiten descubrir las facetas menos conocidas de la ciencia y el pensamiento. Zajonc es uno de esos intelectuales inconformistas que abogan por no estrechar el territorio de la ciencia. Emplea así sus conocimientos y experiencias para dar una visión mucho más amplia y, como en este caso, sincrética con la que romper los axiomas de un fenómeno que concilia mito y logos.
Para demostrarlo, el autor repasa la concepción que de la luz han tenido las diferentes civilizaciones, desde su faceta espiritual y filosófica hasta su tratamiento científico, con el propósito de encontrar un nexo entre ambas perspectivas que defina el concepto como un todo cuyo significado exige el concurso de las historias interior y exterior que alberga el ser humano. «El cambio de perspectiva es un dato objetivo. Unos lo verán como un progreso y otros como una pérdida de la gracia, pero lo cierto es que  habitamos un mundo diferente al de los aborígenes australianos o al de los antiguos sumerios, y no tanto por los avances técnicos del mundo externo como por una revolución en nuestra forma de pensar y ver, una revolución interior».
Y en ese viaje en busca de la esencia de la luz, Zajonc analiza con la misma claridad las investigaciones sobre el origen y la naturaleza de la luz, desde Euclides a Einstein, pasando por Galileo, Newton o Faraday, por citar sólo a algunos de los genios que deambulan por este tratado; como sus dimensiones religiosa, filosófica y artística, en las que destaca sobre todo la parte que el autor dedica a la peculiar interpretación planteada por Goethe, en quien «la imaginación se fusiona con la experimentación hasta situarnos mucho más cerca de la esencia de la luz».
Especialmente interesante lo es también el extenso capítulo que el autor dedica a los colores y, concretamente, al arcoiris. «La historia del arcoiris, desde la edad del mito hasta la óptica contemporánea, constituye un ejemplo en miniatura del desarrollo de la capacidad del ser humano para penetrar los fenómenos naturales y relacionarse con ellos», afirma Zajonc.
En conjunto, Capturar la luz es un ensayo tan riguroso y bien documentado, como sorprendente y ameno, con clara vocación divulgativa que además proporciona una visión audaz de la ciencia y el pensamiento filosófico, demostrando que no es posible encorsetar el conocimiento. Con un lenguaje sencillo y un relato bien estructurado y libre del fárrago académico, Zajonc propone un viaje fascinante a lo largo de la Historia, subido a lomos de un rayo de luz.

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *