¿Dónde está el dinero?

«Espero que este premio sea un estímulo más para mi creación», ha dicho Enrique Vila-Matas al saber que es el afortunado ganador del Premio Feria Internacional del Libro de Guadalajara. No sé si le inspirará el premio, pero los casi 140.000 euros que va a ingresar seguro que le alegran más de una mañana. Bien por Vila-Matas, quien sin duda es el merecido ganador de cualquier premio que le den —mejor si va con cheque de infarto—. Pero el oficio de escribir no suele ser tan rentable, y menos si lo que firmas es literatura con mayúsculas. Lo que funciona bien en las librerías son los libros poco literarios. Como prueba, si hiciera falta, destaca el caso de El conejito que quiere dormirse, librito ilustrado de apenas 26 páginas que es el más vendido en Amazon en Reino Unido —en Estados Unidos y España solo reina en su categoría—. El mérito de esta obra es que parece cumplir con lo que promete en sus subtítulo: «Una nueva forma de hacer que los niños se duerman». Forssén Ehrlin es más un terapeuta milagrero que un escritor, pero su libro se vende por miles. Por cierto, Ehrlin se ha autoeditado, así que quizá ya haya ingresado varias veces más que el esforzado Vila-Matas en toda su carrera, premio de Guadalajara incluido. El escritor sueco ya ha recibido ofertas para publicar en grandes editoriales paquidérmicas, pero parece que él prefiere hacerse millonario a su manera.

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *