La política, ese negocio formidable

00403LIBMUUna vez leído este ensayo fascinante y turbador, uno se pregunta cuál es el embrujo de la política para conseguir que las masas traguen con sus perversiones. Y no son pocas, pues aquí comprobamos lo conocido y se descubre lo sugerido, esa parte que los apologetas del gran giñol político endosan a la conjetura para preservar las cloacas del poder libres de miradas indiscretas. Es preciso, por tanto, advertir de que esta obra puede herir la sensibilidad de las personas que gozan de esa perspectiva que proporciona el conocimiento y el sentido crítico. Lo que se lee aquí parece una ficción aberrante, pero es la más pura de las realidades. Y eso duele.
Sergio Rizzo y Gian A. Stella son dos periodistas del Corriere della Sera, que aparentemente se mantienen a salvo del influjo de ese fabuloso complejo económico y político que domina la vida cotidiana de Italia desde tiempo inmemorial. Un relato que ha seducido a más de un millón de lectores en ese país; y no es de extrañar por ser una de las radiografías más rigurosas y certeras de la podredumbre que estraga el edificio público italiano.
Bueno, pensarán algunos, es Italia y todo el mundo sabe cómo son los italianos. Y es cierto. La cuna del progreso científico, artístico y espiritual se ha convertido en  un auténtico cenagal en el que chapotean todo tipo de maleantes, ante la mirada atónita o complaciente de una sociedad que parece haber olvidado aquellos esplendorosos orígenes.
Pero basta con adentrarse en el universo inquietante que relatan los autores de este ensayo, para comprobar que la imagen de Italia no es exclusiva sino ecuménica. Y comienzan los escalofríos.
Rizzo y Stella no se andan con contemplaciones a la hora de iluminar los rincones oscuros de la cosa pública en Italia: corrupción, nepotismo, clientelismo, abuso permanente del poder, expolio y despilfarro del dinero público, amenazas y represión de las voces críticas… Un panorama desolador que en algunos casos alcanza cotas grotescas y que, desgraciadamente, nos resulta demasiado familiar a los españoles.
Los autores no especulan con observaciones ni conjeturas, sino que echan mano a los hechos para reforzar su exposición de la realidad que domina en un país que ha encumbrado a uno de los personajes más inquietantes que ha engendrado ese gran circo mediático: Silvio Berlusconi.
Sin embargo, siendo el extravagante magnate el más reconocido ejemplo de esa deriva delirante, no es más que el fruto de una tradición de autoritarismo que se inició con Mussolini y que eclosionó en la década de 1990 con el escándalo Tangentopoli, que acabó con el sistema político que regía entonces en el país.
Con tan vasto material, la empresa de los autores de este ensayo se antoja titánica, sobre todo para ordenar y narrar con sentido un relato especialmente complejo. Sin embargo, consiguen despachar una obra asombrosa cuya lectura conmueve los cimientos de la razón y muestra no sólo un presente desolador, sino también un futuro inquietante, pues de ese barro primordial contaminado comienzan a surgir nuevas criaturas políticas que pretenden purificar el sistema con propuestas agresivas y poco claras.
Así, La Casta es la descripción de una realidad sobrecogedora, y también una llamada de atención sobre los que intentan erigirse en sanadores de la infamia.

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *