Orson Welles: Cara a cara con Peter Bogdanovich

00302LIBMUOrson Welles nació hace un siglo y ese dato biográfico ha sido la excusa perfecta para que recupere actualidad gracias a dos novedades editoriales de parecidas intenciones aunque distintos orígenes. Si Mis almuerzos con Orson Welles era una transcripción de unas conversaciones del cineasta con su colega Henry Jaglom llevadas al papel sin la autorización de su protagonista, fallecido en 1985, Ciudadano Welles (Capitán Swing) contiene el diálogo extenso del creador de Ciudadano Kane con el crítico y director Peter Bogdanovich, pero, en esta ocasión, con total complicidad. El resultado es una fuente inagotable de información sobre Welles. De primera mano. Ahí van algunas tomas:
1. Amo los teatros vacíos.
2. Hacer películas suele conseguir que perdamos el gusto de ir a verlas.
3. Una película no solo está muerta sino que ni siquiera es fresca. Nos llega enlatada.
4. Existe el actor de primeros planos. Es el que no da bien si no se lo toma exactamente desde debajo de la barbilla.
5. Lo que la cámara hace, y lo hace de forma única, es fotografiar pensamientos.
6. La cámara no es tanto un detector de mentiras como un contador Geiger de energía mental.
7. Nunca pretendí ser modesto, aunque tampoco soy el fantasmón jactancioso que se ha divulgado en imagen pública.
8. Si a veces soy culpable de jactancia es porque me pongo a la defensiva, cuando de un modo u otro me encuentro como arrinconado.
9. Nadie que se empeñe en conseguir algo grande o difícil puede permitirse el lujo de ser modesto. Pero tampoco puede permitirse no ser humilde.
10. Si se trabaja en cualquier forma de arte, hay que llegar a amar la forma mucho más de lo que uno se ama a sí mismo.
11. Tienes que haberlo pasado muy mal para que llegue el momento en que todo te importe un pito.
12. Las cosas me preocupan bastante más de lo que nadie supone.
13. Frente a la cámara, más que sentir placer a veces estoy al borde del dolor. Pero cuando actúo estoy nervioso —ansioso— por hacerlo bien. Incluso los papeles más miserables.
14. Buster Keaton está por encima de toda alabanza… un artista grande, muy grande. Y uno de los hombres más bellos jamás visto en la pantalla.
15. En Ciudadano Kane, una mañana abandoné el plató muy temprano, por todo el día, y me fui a casa. Provoqué un gran escándalo. Lo que ocurría era sencillamente que no sabía qué hacer. Volví al día siguiente.
16. Yo no soy un hombre partidario de las innovaciones y no obstante se supone que soy un innovador. He tenido que recibir con tranquilidad algunos aplausos por cosas que no he inventado.
17. El cuarto mandamiento era una película mejor que Ciudadano Kane si la hubieran dejado como yo la hice.
18. La de director es la única profesión en todo el mundo en la que un hombre puede mantenerse alegremente durante cuarenta años sin que nadie descubra que es un incompetente.
19. La dirección de películas es un refugio perfecto para el mediocre.
20. Los directores de cine se pasan demasiado tiempo en las salas de proyección. Deben salir a la luz del sol con más frecuencia. Las películas de otros directores son una pobre fuente de vitaminas.
21. Es preciso que alguien te haya disparado algunas flechas antes de tener el derecho a considerarme un mártir. Y me refiero a flechas auténticas.
22. Soy un completo inconformista en la clase intelectual. Si ahora me aprecian algo más es porque hay menos comunicación entre ellos y yo. He pasado a ser una especie de tipo exótico y empiezan a aceptarme.
23. Hago los planes más elaborados y detallados que nunca has visto y después los tiro a la papelera. Los proyectos no se hacen para ser ejecutados sino que los hago para prepararme para la improvisación.
24. Filmar como un egomaníaco significa que uno trata de llamar la atención hacia su cámara y eso es algo que yo odio (…) Esa es la razón por la que no me siento complacido cuando la gente me dice cuánto les gustó aquella toma inicial, con grúa móvil, en Sed de mal. No quiero que se me recuerde por mis «grandes tomas».
25. Si queremos hacer una película parra el mundo de hoy tenemos que esforzarnos en comprender al máximo la mayor parte de los logros humanos conseguidos en estos últimos veinte mil años.
26. Un director que no actúa es simplemente un productor con la palabra director escrita en el respaldo de su silla.
27. Charlton Heston era el mejor hombre para trabajar con él que jamás existió en el cine. Creo que los dos actores más amables con los que he trabajado en mi vida son John Gielgud y Heston.
28. La marihuana es la cerveza de las drogas. Si no hubiera leyes contra ella y los maderos no se relacionaran con ella, su popularidad disminuiría enormemente. Soy contrario a las drogas alucinógenas como práctica habitual pero no estoy en contra la aventura y la experimentación con ellas.
29. Cuando trabajo como actor siempre les pido a los directores que me dejen reducir al máximo mi actuación. En ocasiones son ellos los que me dicen que actúe más y ponga mayor énfasis en mi interpretación. Yo no quiero hacerlo.
30. Hacer Sed de mal fue una satisfacción inimaginable, un inmenso placer con todos los participantes rindiendo a tope de su talento. Convencido de que cualquier cosa que se te ocurriera ellos eran capaces de llevarla a cabo. Por eso se me rompió el corazón cuando resultó que no podía seguir adelante con ella. Yo estaba convencido de que a continuación iba a hacer un buen número de películas para la Universal cuando de repente me echaron del grupo.

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *