Drama a través de la mirada infantil

Consejos de la paloma, Los_300_CMYKAHORA QUE ESTÁ DE ACTUALIDAD  en los medios de comunicación la penosa situación que atraviesan miles de refugiados, de aquellos que escapan de sus hogares buscando un futuro más próspero, Salamandra edita Los consejos de la paloma; una obra finalista de varios premios, entre ellos el Booker.
De la mano de su autor, el escritor londinense Stephen Kelman, nos adentramos, no ya en el periplo que una familia de Ghana atraviesa para llegar a Londres, sino en las vicisitudes que su estancia les acarrea una vez asentados en el país que los acoge. En particular, serán los ojos de un niño de 11 años, Harri Opoku, el que nos guíe por Dell Farm, un conflictivo barrio donde reside con su madre y su hermana, y en el que a duras penas consigue dar esquinazo a la banda de delincuentes juveniles que lo lidera. En esta difícil tesitura le ayuda una paloma, una suerte de ‘espíritu’ encarnado en este animal que se convertirá en su confesora, su fuente de inspiración y su protectora.
Con este escenario como telón de fondo, se produce el asesinato de un niño, una circunstancia que nuestro protagonista convertirá en una cruzada personal para intentar descubrir a su asesino, sin percatarse, dada su juventud, que la maldad está mucho más cerca de lo que él piensa y que su audacia le puede jugar una mala pasada.
El contrapunto positivo a esta historia de tintes dramáticos se encuentra en cómo la amistad y el amor que siente Harri respecto a su familia —la que está físicamente a su lado, así como su padre y su otra hermana que aún permanecen en su tierra natal— y, también, hacia una compañera de clase, Poppy Morgan, se erigen en su tabla de salvación para sobrevivir en un entorno marginal marcado por la violencia, el racismo y la exclusión social.
Kelman muestra un relato capaz de hacer, por momentos, estremecer al lector. Si bien toda la narración destila la ingenuidad propia de un niño, es justamente esa condición la que nos lleva a experimentar su energía, su esperanza ante el futuro, sus ganas de vivir, de soñar y, por tanto, la que finalmente nos invita a conmovernos cuando descubrimos la tragedia que lo acecha.
En definitiva, Los consejos de la paloma se convierte en una dura mirada, a pesar del sentimentalismo que destila, a los guetos presentes en cualquier capital del mundo occidental, a esos espacios donde llegar a ver a luz cada día se convierte en algo próximo al milagro.

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *