Isla opresiva

El joven autor francés Ugo Bienvenu, animador y realizador de cortometrajes, da el salto a la novela gráfica con la adaptación de un libro denso y angustioso escrito por el americano David Vann: Sukkwan Island. Norma Editorial publica esta obra en la que un padre separado invita a su hijo mayor, al que le dedicó muy poco de su tiempo en el pasado, a pasar dos meses aislados en una isla de Alaska con el propósito de conocerse y unir lazos afectivos. El tipo es un pobre depresivo y egoísta con momentos de rabia y violencia contra sí mismo y tendencias suicidas y el chico un adolescente sensible y responsable manipulado por las circunstancias y el interés de su padre.

En un ambiente personal claustrofóbico en medio de una gran isla plena de vegetación y fauna lo que, en inicio, podría haber sido unas espléndidas vacaciones o un crecimiento iniciático se convierte en una espiral de desgracias, equívocos y terribles consecuencias. Dos personajes sin nada en común salvo el ADN y un mundo agreste a sus espaldas, una historia oscura como la que vivió el propio Vann con su padre en un viaje similar aunque con diferente final traumático. Es una obra realmente dura que saca lo peor del ser humano llevado a los límites y aun más pesimista y sombría porque se trata de una relación paterno filial que, desde un primer momento, sabemos que no va a acabar bien, pero que te deja sin habla cuando se desencadenan los acontecimientos. Una gran obra literaria y, por supuesto, gráfica de la que merece la pena hundirse entre sus

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *