Regreso a Slumberland

00701LIBMU
En 1905, el canadiense Windsor McCay, un joven autor que había iniciado su carrera gráfica solo tres años antes y que ya tenía a sus espaldas un bagaje de producción que combinaba los tintes surrealistas y la crítica social, dio forma a la que sería su obra cumbre: Little Nemo in Slumberland. Publicado, como era lo común, en la prensa periódica y en formato de plancha dominical narraba las alocadas y oníricas aventuras del pequeño Nemo, un niño de unos nueve años, que cada noche al quedarse dormido accedía a un mundo fantástico de cuento de hadas con personajes y situaciones estrambóticas. La serie fue un éxito a medias en su época a pesar de la gran calidad gráfica y literaria esgrimida, fue, sin lugar a dudas, el interés y mecenazgo del magnate William Randolph Hearst lo que mantuvo la serie en la gran cantidad de cabeceras que controlaba a lo largo de toda América.

La serie duró hasta 1914, aunque entre 1924 y 1926, McCay, revivió al personaje para el New York Herald sin alcanzar los mismos objetivos del pasado. Y ciento diez años después… Planeta Comics edita en España la miniserie americana Little Nemo: Regreso a Slumberland una reactualización con cierto sabor McCay realizada por Eric Shanower y Gabriel Rodríguez. Estamos, cómo no, ante todo un homenaje al autor y la serie en la que el nuevo Nemo es un chico del siglo XXI, por lo demás, el país de Slumberland y sus ciudadanos, sigue igual. Son constantes los guiños y referencias a las planchas originales y, aunque, la obra es digna y guarda un gran respeto es inferior a la creación de McCay. No obstante es una entrañable y fantástica obra juvenil que tuvo la fortuna de ser galardonada, este año, con el premio Eisner a la mejor serie limitada, lo que demuestra que es una obra magníficamente elaborada. Tal vez la única pega que podemos encontrar, fuera de este libro, es que la serie original nunca ha sido editada en España íntegramente, por lo que deberemos acudir a las ediciones de habla inglesa edit

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *