El gran Rodari

«Papá, mamá, Pepito me quiere pegar.¿Por qué? Por ná, por una cosita que no vale ná: por un pimiento, por un tomate, por una onza de chocolate».

Según la RAE, se llama retahíla a la «serie de cosas que están, suceden o se mencionan por su orden». En el caso que nos ocupa, se trata de curiosas ‘series de palabras’ que han acabado siendo un ingrediente básico de nuestra educación no reglada. Tradiciones populares de todas las partes del mundo se han ocupado de crear estas originales composiciones que, basadas en repeticiones y rimas, luego transmitidas de forma oral y adornadas con cierta musicalidad, llegan a convertirse en originales juegos.

A menudo han sido capaces de curarnos de grandes males: «Sana-sana-culito-de-rana» y en otras ocasiones fueron el argumento para reclamar lo que era nuestro (o no) mientras entonábamos el soniquete: «Santa-Rita-Rita-lo-que-se-da-no-se-quita». En algunos casos ha sido una forma de ‘gamificar’ (anglicismo que viene a significar ‘convertir en juego algo que a priori no lo es’) actividades cotidianas y aburridas como cepillarse los dientes, hacer una fila… logrando convertirlas en pura diversión, al realizarlas recitando estos infantiles ‘mantras’.

Las retahílas y sus juegos del lenguaje han logrado sobrevivir al tiempo viajando de boca en boca y conectando diferentes generaciones con sus irónicas rimas.  Retahílas de cielo y tierra es una gran colección de las ingeniosas retahílas inventadas por Gianni Rodari, transformadas en disparatadas composiciones y versos locos, y una de sus obras más significativas a pesar de ser el resultado de sus publicaciones en el dominical infantil que realizó por encargo del periódico milanés L´Unitá. En España ha sido publicado por SM, dentro de la Serie Rodari, con una muy elaborada traducción de Miguel Azaola e ilustraciones de Tomás Hijo, exclusivas para esta versión en español. Lo puedes encontrar en la serie naranja de Barco de Vapor, recomendada a partir de 8 años, aunque es un libro perfecto para leérselo a niñ@s algo menores, a los que seguro regalará muchos momentos de risas.

«Un insólito caso, / muy extraño os digo: / he visto por la calle / caminar a un abrigo. / Iba sin pies ni manos / y de acá para allá… / Era un niño chiquito / con la chaqueta de papá».

Fantasía, originalidad, ingenio, creatividad… Todo eso era Gianni Rodari (1920-1980). Además era escritor, periodista, maestro, pedagogo e incluso militante político. Rodari fue todo un revulsivo para las tendencias literarias del momento. Su firme compromiso pedagógico, pacifista, su actitud crítica y una ferviente preocupación por las desigualdades sociales y los más desfavorecidos le convirtieron en todo un baluarte de una nueva literatura infantil, rebosante de imaginación, fantasía, canciones, poesía… y muy alejada de los habituales cuentos en los que siempre se acababa comiendo perdices.

«En la estación espacial / hay un tráfico infernal. / Hay astronaves que vienen, / hay astronaves que van / y unas de lujo que han puesto / para quien no paga impuestos».

Este año, en el  35 aniversario del fallecimiento del autor, sus libros siguen tan vivos como durante los años sesenta, cuando el comprometido Rodari viajaba por todos los colegios de Italia para conocer a sus pequeños lectores y dejar que ellos le repitieran la eterna pregunta que a él le encantaba responder: «¿Cómo se inventan las historias?». Afortunadamente, a veces el tiempo da la razón.

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *