Intensa emoción

Siempre he pensado que el hecho de que un libro te guste más o menos, te cautive o no, depende en gran medida del momento vital en el que el lector se encuentra. De hecho, hay obras que cuando te adentras por primera vez en ellas, las acabas relegando, y sin embargo, pasado un tiempo te fascinan. Precisamente, con el trabajo literario que reseño hoy me reafirmo en estas opiniones. José Luís Peixoto con Te me moriste (no sé si por mis circunstancias vitales presentes) pero llega al fondo del alma, a pesar de la brevedad de su texto, con esa capacidad única que tiene para guiarte e imbuirte de su propia intensidad narrativa.

El autor portugués narra la enfermedad y el posterior duelo tras la muerte de su padre, cómo vive el reencuentro con la casa y el entorno en la que transcurrió su infancia. Con una memoria tremendamente lúcida sobre su progenitor entramos a cada rincón de su hogar, es tan íntimo su relato que uno se imagina con detalle cada recoveco, se siente el silencio y la soledad del momento.

Un relato estremecedor donde Peixoto expresa su desnudo dolor ante la ausencia del cabeza de familia, tal y como se aprecia en las siguientes frase: “Padre, tener tu memoria dentro de la mía es como cargar con una venganza, es como cargar un saco a la espalda con una venganza guardada para este mundo que nos castiga, cruel, este mundo que pisa a aquel otro que pudimos vivir juntos, del que siempre estaremos orgullosos, que amamos y nunca olvidaremos”.

Si hubiera que calificar esta obra con un adjetivo se le podría otorgar, sin lugar a dudas, el de conmovedor, porque ese sentimiento es lo que provoca su lectura, esa manera tan poética de contar cómo se echa de menos a un ser querido. A lo que definitivamente también contribuye un estilo caracterizado por la repetición de palabras y estructuras.
Te me moriste, publicada por la editorial Minúscula, es una profunda elegía –en esta ocasión en forma de prosa- sobre la muerte de un padre, sobre qué se siente cuando deja este mundo y te quedas solo, sin un guía, sin un ejemplo, sin una protección.

Por todo lo aquí expuesto podemos afirmar que estamos ante una obra maestra, por la que se puede considerar a José Luís Peixoto como uno de los máximos exponentes de la literatura actual portuguesa. Recomendada para aquellos que quieren identificarse con los sentimientos que genera la pérdida de un ser querido, pero desde un punto de vista absolutamente personal y emotivo, sin caer en ningún aspecto en el sentimentalismo, aunque eso sí preparen los pañuelos porque sobrecoge hasta las lágrimas.

Be Sociable, Share!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *